¿Qué hacemos?

Trabajamos bajo la filosofía del Efecto Chica : la premisa que cuando se les da la oportunidad, las niñas y las mujeres son más eficaces para levantarse a sí mismas y a sus familias de la pobreza. Es un movimiento basado en el potencial único de las adolescentes de acabar con la pobreza para sí mismas, para su país y el mundo. El Efecto Chica es un fenómeno internacional relativamente desconocido en Guatemala, el país que continúa ocupando el último lugar en el hemisferio de equidad de género. A través de redes creativas con líderes influyentes de los sectores público y privado, estamos amplificando las voces de las jóvenes estrella en Guatemala para encender el cambio.

En el siguiente video Ana Teresa explica por qué ella personifica el Efecto Chica y la importancia de la educación para alcanzarlo

Nuestros programas están basados en las áreas rurales de Guatemala, un país que tiene la desafortunada distinción de ser  hogar para la peor brecha en equidad de género de este hemisferio.

El diseño de las intervenciones de MAIA son aterrizadas en cuatro metas claras, que para nosotros definen “El Impacto Infinito": (1) Su independencia económica, (2) su aprendizaje constante, (3) la familia que ella elige y (4) empoderada para empoderar.

Estas metas iluminan nuestro camino y toma de decisiones. También, a través de estas metas sabemos medir nuestro impacto y en qué momento necesitamos innovar. MAIA divide su trabajo hacia estas metas en dos estrategias muy puntuales: